Publicado el

¿Funcionan los Menjurjes para las manchas? Un poco sobre la pigmentación de la piel

¿Funcionan los Menjurjes para las manchas? Sí, pero... Entendamos cómo funcionan las manchas.

De entrada hay pieles que se pigmentan por todo. Así, por todo. Por sol, por la luz de la lap o el celular, por usar bloqueadores químicos, por tallarse (o por la fricción), por usar cierto tipo de limpiadores, por todo. Las manchas se van formando durante mucho tiempo hasta que son visibles. A lo mejor nosotros ayer no teníamos manchas y hoy sí pero esa manchita que hoy vemos tiene meses (o años) formándose en las capas más profundas de la piel. Como tal, borrarlas es un proceso tardado que suele requerir varios pasos:

  1. Evitar que la piel se siga pigmentando (varía según las causas mencionadas anteriormente, pero se reduce a evitar la causa en sí).
  2. Cambiarse a un limpiador libre de sulfatos. En Menjurjes Chingones tenemos LavaDita, shampoo para cara y cuerpo.
  3. Dejar de usar productos con derivados del petróleo (parabenos, siliconas, aceite mineral).
  4. Usar un bloqueador físico o un bloqueador mixto físico y químico (nosotros tenemos Umbrella que es un bloqueador físico). Lee más al respecto en ésta otra entrada.
  5. Desvanecer la mancha eliminando las capas más superficiales de la piel, ésto se logra con un buen exfoliante como Membarro.
  6. Ayudar a la piel a regenerarse y repararse, para ésto Sunset gel o Babas de unicornio funcionan de maravilla por su alto contenido de aceite de caléndula.
  7. Hidratar con algo que también nos ayude a despigmentar. Todos los aceites que tenemos sirven para ésto: Pretty y los antiserums, pero el producto específico para ello es el Antiserum Antimanchas. Si requieren extra hidratación pueden usar Glamour o Medias de Seda.

Todo esto ayuda a que la piel se regenere y le quitamos la agresión que hace que se "defienda" produciendo pigmento, lo cual nos da como resultado una piel más sana y que incluso disminuyan procesos de inflamación en general.

Publicado por General Asistente, con texto de Araceli De Anda.